Usamos cookies. Tienes opciones. Las cookies nos ayudan a mantener el sitio funcionando sin problemas e informar sobre nuestra publicidad, pero si deseas realizar ajustes, puedes visitar nuestro Aviso de cookies para más información.
Uso de cookies en su dispositivo. Las cookies nos ayudan a mantener esta página web funcionando correctamente y a personalizar nuestra publicidad, pero el uso que hacemos de las cookies depende de usted. Acepte nuestra configuración o personalícela.
×

Accesibilidad web, pilar de la experiencia de nuestros usuarios

Aunque nació como una práctica inclusiva dentro de una industria digital en pañales allá por 1999 (fecha de las WCAG1.0), hoy en día se ha convertido en un pilar, muchas veces olvidado, de la comunicación efectiva con los usuarios de nuestros activos digitales.

No tenerla en cuenta es olvidarte de un porcentaje importante de tu potencial audiencia, en otras palabras: es poner trabas a la conversión y, en definitiva, supone un empeoramiento de los KPIs de negocio. Además, si Apple y Microsoft lo llevan teniendo en cuenta décadas en sus productos y servicios, ¿por qué no hacerlo nosotros?

Some User Experience (SUX)

Partimos de un sesgo cognitivo que seguramente todos hemos oído alguna vez: “La accesibilidad es para personas con algún tipo de discapacidad y no conozco a usuarios que utilicen mi web/app, así que no pasa nada si los omito de mi diseño/desarrollo, ese tiempo/dinero que me ahorro”.

Este horror (y error) de afirmación, generalmente nos conduce hacia la decisión de crear un arquetipo de usuario (persona) basado en todos los sesgos cognitivos y clichés posibles: “Hombre/Mujer de 35 años, casado, con hijos, trabajo y perfecto estado de salud”, y con el cual nuestros equipos trabajarán en un end-to-end de comunicación con el cliente, dejando fuera de sus estrategias a cerca de 1 de cada 5 personas de nuestra sociedad (datos oficiales de Reino Unido y datos EE.UU) que sufre algún tipo discapacidad o dificultad de acceso a la información.

Gráfico

Es más, otro dato interesante de estos informes es que cuanto mayor sea la edad de nuestro público objetivo, es más fácil que tengan algún problema de visión, de audición o, por ejemplo, de cognición.

Grafico 2

Y sí, en efecto todos cumplimos años, y es más que posible que en algún momento de la vida tanto nuestros usuarios, como nosotros mismos, tengamos algún tipo discapacidad ya sea visual, auditiva, etc... Retomando a la afirmación con la que empezábamos esta entrada, realmente ¿no conocemos alguna persona con problemas de visión, audición o cognitivos? Piensa en personas con gafas, daltónicos, disléxicos, pequeñas sorderas, problemas de atención,etc... ¿Estamos seguros de que nuestra comunicación está adaptada para que sea entendible por todos o estamos dejando fuera de a un grupo importante de usuarios?

Hacer las cosas bien

No es caro. Y lo digo claramente, no lo es. Lo caro, ya has visto, es no tener en cuenta a todos los potenciales usuarios que pueden llegar a consumirlo o ser impactados por la comunicación de tu servicio o producto. Por ello, deberías empezar a trabajar cuanto antes en lograr una validación “A” de accesibilidad, la más baja, y tener en mente una “AA”, la intermedia y generalmente objetivo.

Si logras alcanzarla y mantenerla en el tiempo estarás mejorando el journey de tus usuarios, harás que tus contenidos sean más claros y entendibles y sea más sencillo alcanzar la conversión final. Así es, al trabajar la accesibilidad, estaremos realizando acciones medibles y cuantificables de CXO y CRO, que impactan en el resultado del negocio.

¿Por dónde empezamos a mejorar las cosas? En Merkle trabajamos con un modelo mixto de datos (cuantitativos y cualitativos), así que nuestro primer objetivo ha de ser generar la mayor información posible, para ello:

1. Lo primero, una auditoría básica automática. Puedo recomendarte un par de herramientas, y si tienes demasiadas alertas o errores, es que las validaciones automáticas están fallando y hay trabajo por realizar.

Herramientas

2. Con profesionales certificados (en Merkle sabemos bastante de eso), para que realicen una auditoria exhaustiva de todas la validaciones automáticas y manuales, empaticen con usuarios con dificultades utilizando las mismas herramientas que estos utilizarían o realicen entrevistas para conocer como perciben la información.

Una vez tengamos estos datos, será fácil plantear acciones de mejora de accesibilidad y un roadmap adaptado a nuestro producto/servicio y, cómo no, usuarios y es que en la accesibilidad todo gira en torno a las personas. 

3. Formar al equipo de diseño en primer lugar. Y al equipo de desarrollo en segundo lugar. Ya que aunque hagamos un esfuerzo puntual de lograr una validación “AA” en un momento dado, es igual de importante el mantener los estándares en el tiempo.

4. Realizar auditorías puntuales en el tiempo. Para verificar que toda nuestra información y activos digitales siguen siendo accesibles y están actualizados para las nuevas pautas y herramientas de accesibilidad que puedan surgir.

Si conseguimos articular estos puntos, estaremos en el buen camino, repercutiendo positivamente en KPIs de negocio, en el “engagement” de los usuario y... sorpresa, en el posicionamiento en buscadores al estar generando contenidos semánticamente correctos y más fácilmente consumibles.

Creando experiencias accesibles y atractivas (Accesibilidad AA)

No es imposible. Y hay que desterrar el mito de que es difícil o que el hacerlo supone tener una peor imagen marca.Tener claro qué información es la que queremos transmitirles es el primer paso, una vez lo hayamos logrado, únicamente tendremos que aplicar pequeñas recomendaciones de accesibilidad para empezar a construir el mensaje o la experiencia con la que queremos impactar a nuestra audiencia objetivo.

Te compartimos, a continuación, 5 pequeñas recomendaciones de accesibilidad para que compruebes que no son para nada un imposible:

Cuando diseñes una experiencia

Contraste de Color: Puedes ponerte como objetivo lograr un contraste 4.5:1, lo cual equivaldría a una accesibilidad “AA”, no es extremadamente complicado y mucha gente con problemas visuales te lo agradecerá. Una herramienta para comprobarlo es https://webaim.org/resources/contrastchecker/

Usa tipografías y tipos de letra fácilmente legibles: Nuestro ojo humano está acostumbrado a un grupo de tipografías más o menos estandarizado y usuales en nuestro día a día. Para la gente con problemas de visión tener que comprender tipografías especiales les supone un extra de esfuerzo o directamente un impedimento, por eso intentaremos evitar en la medida utilizarlas.

 

Tipografías

 

Cuando desarrolles el código HTML:

Utiliza correctamente todas las posibilidades de las etiquetas HTML: Desde los títulos con sus <h1>, <h2>..., hasta la estructura de etiquetas HTML que utilicemos afecta a la accesibilidad de nuestras webs. Piensa que mucha gente con problemas de visión utiliza lectores de pantalla que se guían según el tipo de etiqueta. Además, siguiendo esta buena práctica, harás que mejora el posicionamiento en buscadores. No hay excusa para no hacerlo.

Configura correctamente formularios: Muchas veces una mala conversión durante los procesos de registro se debe a que nuestros usuarios desconocen qué tipo de información introducir y se frustran durante el proceso. Utilizar la etiqueta <label> y la propiedad placeholder en los formularios aporta información muy importante a los usuarios sobre qué tipos de datos esperamos que introduzcan.

Utiliza texto alternativo y explicativo para las imágenes: Aporta información a los usuarios acerca del tipo de información que quiere transmitir la imagen, siendo algo fundamental para aquellas personas que utilizan lectores de pantalla.

Estas pequeñas pautas son solo un comienzo. Invertir en tener un buen nivel de accesibilidad (AA) está ligado estrechamente con invertir en un buen UX, ya que como te habrás dado cuenta, aunque nuestras acciones se enfoquen en generar experiencias accesibles por todos, al final lo que estamos logrando es beneficiar a todos los usuarios con mensajes e interacciones más fácilmente entendibles y amigables.

No cabe duda que la accesibilidad web impactará positivamente tanto en los KPI de engagement, como de negocio de nuestros activos, así que... ¿Por qué no tenerlo en cuenta?

Unirse al debate
En nuestra compañía