Usamos cookies. Tienes opciones. Las cookies nos ayudan a mantener el sitio funcionando sin problemas e informar sobre nuestra publicidad, pero si deseas realizar ajustes, puedes visitar nuestro Aviso de cookies para más información.
Uso de cookies en su dispositivo. Las cookies nos ayudan a mantener esta página web funcionando correctamente y a personalizar nuestra publicidad, pero el uso que hacemos de las cookies depende de usted. Acepte nuestra configuración o personalícela.
×

Analítica web en dispositivos móviles

Cuando en nuestro entorno hablamos sobre analizar los dispositivos móviles, lo primero que se nos viene a la cabeza es el típico informe de teléfonos móviles, que comprende información de aquellos que acceden y navegan por nuestro sitio con ellos, los navegadores que utilizan y toda la información técnica que acompaña a estos dispositivos, pero hoy veremos otra faceta de la analítica y los móviles:

La medición de aplicaciones móviles

Para nadie es desconocido el aumento significativo que han tenido los móviles inteligentes, los actualmente conocidos como smartphones, con una potencia y capacidades dignas de un ordenador (permitidme la exageración) que han llegado de la mano de conectividad a Internet a precios asequibles, lo que permite que cualquier individuo en cualquier momento puede acceder a los contenidos que distribuyen las organizaciones.

La información

A estos contenidos se puede acceder a través de páginas web especificas para móviles o por medio de aplicaciones, que no son otra cosa que programas específicos para estos smartphones que por su ejecución en el dispositivo del usuario pueden mostrar la información de una manera más rápida y cómoda que a través de la web, además de ofrecer más posibilidades.

Para quien distribuye esos contenidos existe la posibilidad de recoger datos del usuario que a día de hoy son inalcanzables en el entorno web:

  • Tiempo de uso del dispositivo.
  • Otras aplicaciones instaladas en sus terminales (gustos y aficiones).
  • Posición geográfica.
  • Sitios de Navegación.
  • Uso del dispositivo

Y transformar estos datos a métricas y dimensiones:

Marketing Análisis: Campañas, Referentes, Add publicitarios, Beneficio y comisiones del Market o App Store total y por descarga, Beneficio neto, Emplazamiento geográfico.

Análisis Técnico: Dispositivo, Compañías de telecomunicaciones, Idiomas, Versión de SO, Orientación y Tamaño de pantalla.

Análisis de Uso: Descargas, Trial vs Premium, Latencia de Upgrade, Nuevos usuarios por día, Uso de la aplicación.

El estado del mercado

El crecimiento que está experimentando el mercado de aplicaciones es realmente espectacular en las plataformas iOS de Apple (iPhone y iPad), Android (teléfonos y tablets) y Windows Phone, destacando este último con respecto al año pasado por su reciente aparición.

En el siguiente gráfico se muestra la distribución del desarrollo de aplicaciones en base al Sistema Operativo, en comparación con el año en curso y la previsión para 2011, con un fuerte incremento del desarrollo en aplicaciones de Android y Windows Phone 7.

Empieza a ser por tanto, una necesidad para las organizaciones, tener una aplicación móvil a través de la cual distribuir sus contenidos.

Recuerdan esa frase de “si no estás en internet, no existes…” pues ya es aplicable a los móviles y sus aplicaciones.

El ROI

Mirando el entorno desde la perspectiva del ROI, los desarrolladores de estas aplicaciones se pueden beneficiar de dos formas, ofreciendo a los usuarios descarga mediante pago o por medio de  la introducción de publicidad  de terceros en sus aplicaciones. Las organizaciones de distribución de contenidos obtienen otros beneficios no cuantificables de forma monetaria (a corto plazo) como el “engagement” pero igualmente podemos considerarlo ROI. Sea cual sea el método de rentabilizar la aplicación, parece que una medición del número de descargas, la fuente de la misma, la relación entre descargas de aplicaciones en modo “Trial” (de prueba) con respecto a los “Upgrades” a las versiones “Premium” o el hábito de uso de la herramienta en cuestiones de usabilidad son datos de gran relevancia para el proveedor de la aplicación.

La medición de aplicaciones difiere en parte de la medición web, ya que dejan de existir las páginas como las conocemos para empezar a medir las pantallas que el usuario visualiza (un disco que escucha, un nivel de un juego o una pantalla de noticias de última hora), usar una u otra opción dentro de la aplicación (play/pause en un reproductor de música o personalizar alguna característica) tendrían la consideración de eventos, por último el referente de descarga de la aplicación sería como en analítica web conocemos a con las fuentes de tráfico de conversiones.

La medición

Las herramientas de analítica como Google Analytics y Adobe Omniture (entre otras) ya han dado el paso para la medición de estas aplicaciones ofreciendo huellas para cada sistema operativo y utilizando sus entornos de análisis para estudiar la información recogida, existen además herramientas más especificas como Mobclix o Mobilitix que se centran solamente en la medición móvil pero que ofrecen las mismas posibilidades que las ya conocidas herramientas de analítica web. Además, en ambos casos, las API para la integración de datos facilitan el manejo para la posterior interpretación de la información.

Sea cual sea la herramienta escogida o el mercado de aplicaciones donde nos movamos, ahora tenemos la posibilidad de medir el uso que los usuarios dan a sus smartphones y a nuestras aplicaciones.

 

Unirse al debate
En nuestra compañía